Uno de los tratamientos más utilizados en la odontología es la endodoncia, que consiste en extraer total o parcialmente la pulpa de una pieza dental y un posterior sellado del conducto pulpar. Este es un tejido blando que transporta vasos y terminales nerviosas, y se encuentra en la base del diente, comunicándolo directamente con el hueso maxilar.

La endodoncia es un procedimiento que comúnmente se le conoce como “matar el nervio”, y sirve para limpiar el tejido enfermo o lesionado de un diente, causado por caries profundas, inflamación o necrosis de dicha pulpa dental. En la praxis, se limpia perfectamente el sistema de conductos reticulares para eliminar bacterias, pus y tejido necrótico.

La endodoncia es un tratamiento definitivo, sin embargo, hay ocasiones que es necesario hacerlo nuevamente ante la presencia de más bacterias en los conductos, debido a microfiltraciones.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: amepoli@hotmail.com